Discurso José Miguel Bonetti con motivo del recibimiento del Galardón al Mérito Industria en el Almuerzo Anual Aniversario de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD)

 

Discurso con motivo del reconocimiento otorgado a los Hermanos Bonetti Guerra,  del Galardón al Mérito Industrial,  por la AIRD

Martes 03 de noviembre de 2015 
Salón La Fiesta, Hotel Jaragua. Santo Domingo, República Dominicana 

 

Parece mentira que hace ya casi 40 años que a quien habla le tocó presidir esta institución y, hace seis años, me tocó pronunciar unas palabras con motivo del 47 Aniversario de esta Asociación.  En ese entonces me prometí que sería el último discurso y hago excepción de esto al tener que agradecer este reconocimiento que nos otorgan a mi hermano y a mí por haber puesto un granito de arena en el desarrollo del sector industrial en general y, por supuesto,  a través del Grupo SID, del cual soy hoy Presidente Emérito, nuevo título para los que gracias a Dios vivimos en salud al momento de nuestro retiro.

Me siento satisfecho y seguro de que la Tercera Generación, que asumió a principios de este año 2015 la dirección de nuestras empresas, continuará fortaleciendo las mismas, no solo como compañías  productoras de beneficios,  sino como empresas que sirvan a sus consumidores con productos de primerísima calidad y, además, comprometidos con las instituciones dedicadas a la salud y educación de este gran pueblo.

Este año quiero aprovechar esta ocasión para resaltar y felicitar la labor que realiza la “Fundación Caminantes por la Vida” para lograr los propósitos antes mencionados.  

En lo que se refiere a esta institución, la AIRD tiene un rol que jugar, pues nuestras industrias deben perdurar en el tiempo como fuentes de trabajo digno y por el progreso de nuestro país.

En particular las nuevas generaciones de industriales y líderes deben tener la capacidad de influir y hacerse sentir en los ámbitos en que nuestra voz debe ser escuchada. La indiferencia nunca ha sido la manera de avanzar y, mucho menos, la forma de cambiar las cosas, por lo que será su responsabilidad seguir trabajando por un mejor mañana. 

Sean firmes en sus valores y convicciones, pero sepan escuchar con humildad, pues la sabiduría no se improvisa.  

No se desesperen ni se decepcionen con los obstáculos o dificultades que puedan presentarse, pues, a fin de cuentas, son justamente esos momentos los que nos harán crecer y los que nos definirán al final de nuestro camino.  

Pero más importante aún les digo que no hay mejor satisfacción al final de nuestras carreras que poder voltear la mirada hacia atrás y reconocer que tuvimos la capacidad de crecer o mejorar aquello que recibimos.  

Muchas gracias!

 

 

Noticias de Interés

Santo Domingo. El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD ascendió en abril del presente…
Santo Domingo. El Índice de Confianza Industrial (ICI) mostró un ligero aumento, al pasar de 54.3 en el tercer trimestre de 2023 (julio-septiembre) a…
Santo Domingo. – El costo de materias primas, la competencia desleal y la carga tributaria se evidenciaron como los tres factores que más afectaron…
Santo Domingo. La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y la Escuela de Alta Dirección Barna, firmaron un acuerdo de cooperación interinstitucional…
X