Palabras de Campos De Moya, Presidente de la AIRD en el Coctel con motivo de la presentación de las Memorias de Gestión 2015-2016 y la nueva Directiva 2017-2018

Compartir, rendir cuentas y plantear expectativas

Nos encontramos para compartir, rendir cuentas de nuestro trabajo durante dos años, agradecer, y reflexionar sobre algunas expectativas.

Esta noche hemos presentado un audiovisual que constituye un excelente resumen de nuestra rendición de cuentas. A pesar de recoger una parte significativa del quehacer de la AIRD en el período 2015-2016, les puedo asegurar que es solo un resumen del arduo trabajo llevado a cabo por la Directiva de la AIRD y nuestro equipo de trabajo durante estos dos años. Hoy presentamos también las memorias impresas de nuestra primera gestión al frente de la  institución, las cuales contienen más detalles que les invitamos a conocer y valorar.

Una manifestación de agradecimiento la constituye el reconocimiento que acabamos de hacer a nuestro amigo Gabriel Del Río Doñé, un líder sindical que ha dignificado la concertación laboral y esa cultura de diálogo en que nos hemos empeñado como institución durante largos años. En él debemos reconocer a los demás líderes sindicales que siempre han estado prestos a la concertación de una agenda productiva.

La ocasión es propicia también, además de compartir, para dar gracias a quienes han hecho de la causa industrial su causa. Empezando por nuestros propios socios con los cuales definimos prioridades, establecimos estrategias, y día tras día recibimos su apoyo. Igualmente a quienes me acompañaron durante estos dos años en el trajinar del sector empresarial en otras asociaciones empresariales y en el CONEP. De modo especial debo agradecer a mi Directiva Nacional y a mi Comité Ejecutivo, quienes nos ayudaron a conducir en la cotidianidad nuestras luchas y esfuerzos. No puedo dejar de mencionar al equipo técnico de la AIRD.  Para todos ellos, pido un aplauso.

También quiero reconocer la labor de los medios de comunicación. Con sus puertas abiertas como canales para que las inquietudes, propuestas y dificultades del sector industrial formaran parte de la agenda nacional, facilitando así que otros actores pudieran entender nuestras posiciones y, sobre todo, que la población dominicana valore cada vez más su industria, en donde cientos de miles de dominicanos se ganan honradamente la vida. Así mismo, debo agradecer la apertura y disposición de cada uno de los funcionarios con los que hemos tenido la oportunidad de trabajar durante estos dos años. A pesar que no siempre hemos tenido 

Finalmente, en este compartir y dar gracias, quiero dirigirme a quienes han aceptado conducir conmigo la Asociación de Industrias en los próximos dos años. Han visto que el reto es duro, no es fácil, pero sé que la labor de equipo de hemos dado muestras nos augura nuevos éxitos. Les doy las gracias por su disponibilidad y estoy seguro que cada uno dará lo máximo de sí por lo cual me siento confiado, tranquilo, ante los desafíos que nos esperan.

En los cinco años transcurridos desde el Segundo Congreso de la Industria Dominicana, hemos avanzado. El marco ha variado, a pesar de importantes trabas que permanecen en el entorno, creemos que el sector industrial es hoy más fuerte, competitivo, capaz de impulsar la bandera de las exportaciones. A esto ha contribuido el trabajo conjunto entre el sector público y privado, de empresarios dispuestos a invertir capitales en el desarrollo de sus empresas y capaces de innovaciones permanentes, así como preocupados por mejorar la calidad del empleo que generan sus empresas y de incrementar el empleo formal.

Es por eso que quisiera externar algunas reflexiones que constituyen parte de nuestras expectativas para los próximos años.

Somos conscientes de la necesidad que tenemos de reorientar algunos retos, de plantear nuevas salidas. Somos conscientes de que el entorno internacional ha seguido cambiando rápidamente. Estamos frente a balances que nos indican la existencia de nuevos problemas, así como la persistencia de otros (el eléctrico, por ejemplo). Algunas áreas están en proceso de redefinición, como el área de las relaciones laborales y de la seguridad social, pero sobre todo nos encontramos a la puerta de avanzar en lo que se ha dado en llamar “revolución industrial” que nos enrumbe hacia el camino de la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías.

La industria dominicana –como toda nuestra sociedad- se encuentra frente a grandes desafíos, en un entorno donde el tema del conocimiento será dominante y donde aspectos como el internet de las cosas estarán presentes en los debates, por ello, en el 2017 nos hemos propuesto realizar el 3er. Congreso de la Industria Dominicana, en el que trazaremos la agenda del sector industrial para los próximos 5 años.

5 años vendrán en donde deberemos contar con una plataforma institucional que nos permita dar el salto hacia la 4ta revolución industrial, con reglas de juego claras y continuas, pero sobre todo que parta de una visión de desarrollo del Estado y de los sectores productivos. En el entorno de la globalización, se nos está haciendo un poco tarde para impulsar los cambios que requerimos, por eso los próximos años serán decisivos para nuestro sector y nuestra institución. 

Creo que será posible no sólo trabajar juntos con el sector público, sino trabajar en equipo, es decir: con la capacidad de visualizar un horizonte común, en el que cada cual juega su papel.

También creo posible que –respondiendo precisamente a la tendencia de la Cuarta Revolución Industrial de inmensos encadenamientos y sistemas- podremos avanzar aún más hacia el trabajo de integración con otros sectores de la economía: turismo, zonas francas, agropecuaria e incluso banca y servicios.

Creo posible una sociedad donde el producir sea orgullo, el HechoenRD una meta que se amplía, el bienestar de vida de la población más pobre mejore en base a la generación de empleos de mayor valor agregado, educación de calidad e institucionalización del país.

El ejercicio que haremos en el próximo año tiene mucho de esto: visualizarnos como nación y como economía en los próximos cinco años y poner manos a la obra.

 

Muchas gracias.

Noticias de Interés

Santo Domingo. El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD ascendió en abril del presente…
Santo Domingo. El Índice de Confianza Industrial (ICI) mostró un ligero aumento, al pasar de 54.3 en el tercer trimestre de 2023 (julio-septiembre) a…
Santo Domingo. – El costo de materias primas, la competencia desleal y la carga tributaria se evidenciaron como los tres factores que más afectaron…
Santo Domingo. La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y la Escuela de Alta Dirección Barna, firmaron un acuerdo de cooperación interinstitucional…
X