Palabras el Lanzamiento del Programa de Apoyo al Desarrollo de Nuevos Clústeres Industriales

La Asociación de Industrias de la República Dominicana, al presentar este programa de asistencia técnica para tres nuevos clústeres, no se encuentra experimentando con la intención de verificar si el mismo dará o no dará resultados. Una fructífera y valiosa experiencia avala lo correcto de una estrategia de implementación de clústeres como instrumento clave para desarrollar la competitividad de las empresas involucradas, para generar mayor valor agregado en la producción, para fomentar la sostenibilidad y permanencia de las industrias, para incrementar el número de empleos formales y, sobre todo, para ampliar nuestra participación tanto en el mercado local como en el mercado internacional.

Esa exitosa experiencia de la que les hablo es el proyecto de innovación industrial para el desarrollo del Clúster Dominicano del Cacao y sus derivados, el Clúster Dominicano de Productos de Belleza y el Clúster Dominicano de Productos Plásticos que recién concluye.

Los industriales dominicanos nos hemos dado cuenta estamos obligados, como industrias, a niveles de articulación, de encadenamientos, de asociatividad para lograr sinergias y ser más competitivos.

Sabemos también que la capacitación y la formación de los recursos humanos en las industrias se revela como fundamental en ese proceso y que se requiere entrar por sus caminos con tal de generar mayor valor agregado a nuestra producción industrial. Sabemos que la capacitación es clave en la especialización de nuestra producción.

Es por esa razón, que hoy presentamos, con el apoyo del Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), el Programa Innovación Industrial II.

A través de este Programa, el INFOTEP hace historia, pues da un giro innovador al destino de sus aportes, apoyando a las industrias a desarrollar capacidades de manera conjunta, ayudándolas a  intercambiar experiencias y conocimientos entre ellas.

Tres nuevos clústeres industriales han sido los favorecidos con este programa de apoyo: el del papel, cartón e industria gráfica; el de pastas y galletas alimenticias, y el de de jabones y detergentes.

Gracias a esa selección desde hace unos meses venimos apoyando a las empresas de estos subsectores en las necesidades de transformación interna para la implementación conjunta de la estrategia de competir en “rapidez y flexibilidad”.

Y a través de este proyecto estaremos asistiendo técnicamente a más de 500 empleados y más de 100 industrias en la mejora de sus procesos, disminución de los tiempos de entrega, mejorar la calidad de sus productos y promover sus exportaciones e internacionalización.

Son muchas las actividades previstas en este importante proyecto de un costo total de 54.4 millones de pesos, de los cuales el INFOTEP aportará el 39.5% y se aportará como contraparte el 60.5%, equivalente a 33.0 millones de pesos.

La Estrategia Nacional de Desarrollo plantea “apoyar la integración de complejos productivos que generen economías de aglomeración y encadenamientos en la producción manufacturera”, refiriéndose a clústeres y parques industriales.

Los encadenamientos son, también, uno de los siete ejes estratégicos de la Política Industrial 2012-2017 que se definió en el marco del Segundo Congreso de la Industria Dominicana, pues ha quedado evidenciado que los clústeres son instrumentos efectivos de crecimiento.

La pequeña y mediana industria puede esperar poco por sí sola. No tiene la capacidad de sobrevivir en los mercados internacionales si no se articula con la gran empresa y si no se une para enfrentar los retos de la globalización.

La competencia ya no es sólo entre empresas, sino entre países y hasta entre regiones. Los clústeres están dando una lección a todo el sector de un elemento fundamental para variar el modelo productivo: trabajo en conjunto, desde lo particular de cada uno, pero construyendo lo común.

Por ello, hacemos un llamado a las empresas que están participando en este programa a convertirse en verdaderos protagonistas y a que no desmayen en aprovechar esta tremenda oportunidad que se les presenta para fortalecer sus subsectores, sus empresas y sobre todo sus recursos humanos.

Demos un giro al barco de la economía nacional y reformulemos nuestro rumbo, no necesariamente renunciando a los logros de una economía de servicios, pero asumiendo la importancia que tiene el que veamos en las exportaciones de bienes la garantía de estabilidad económica y desarrollo social. Un sector industrial moderno es un pilar fundamental. Es una lección que nos aportan las economías más avanzadas y exitosas del mundo.

 

 

Muchas gracias.

Noticias de Interés

Santo Domingo. El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD ascendió en abril del presente…
Santo Domingo. El Índice de Confianza Industrial (ICI) mostró un ligero aumento, al pasar de 54.3 en el tercer trimestre de 2023 (julio-septiembre) a…
Santo Domingo. – El costo de materias primas, la competencia desleal y la carga tributaria se evidenciaron como los tres factores que más afectaron…
Santo Domingo. La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y la Escuela de Alta Dirección Barna, firmaron un acuerdo de cooperación interinstitucional…
X