Debilidad institucional impide mejores resultados

Bonetti dice problema principal es que actores políticos no están convencidos de la importancia de la industrialización

República Dominicana ha tomado la mayor parte de las iniciativas que se han implementado en otros países para un proceso de industrialización exitoso, pero el factor principal que ha impedido mejores resultados ha sido la debilidad institucional y la falta de una coordinación coherente y continúa al interior del sector privado, entre los entes públicos y entre ambos, expresó Ligia Bonetti, presidente de la Asociación de Industriales de la República Dominicana (AIRD).

Bonetti, quien fue la oradora principal en la Asamblea Eleccionaria de la Asociación de Industriales de la Región Norte (AIREN).

La consecuencia de esta debilidad ha conducido a un proceso de desindustrialización lo cual se evidencia en el cambio de año base de las cuentas nacionales, pues la industria local pasó de representar el 21.8% del Producto Interno Bruto (1991) a 12.3% (tomando como base el 2007).

(Lina García fue designada para un nuevo período en la Asamblea Eleccionaria de la AIREN).

Indicó que “mientras en los países exitosos han privilegiado la industria manufacturera orientada al sector exportador, la diversificación y el avance permanente en el posicionamiento en ramas más dinámicas, en los países latinoamericanos se ha privilegiado el turismo, sectores primarios como el petróleo, pesca, minería, algunas actividades agrícolas, el forestal, y servicios varios”.

Dijo que una característica de los países exitosos lo constituyen las alianzas perdurables con el sector privado y el poder real para la puesta en marcha de las decisiones, pero en Latinoamérica las alianzas han sido inestables y carentes de poder.

Al hablar de las instituciones, señaló que “mientras los países exitosos han contado con una arquitectura institucional afín a los objetivos estratégicos planteados, en América Latina la institucionalidad se ha evidenciado rígida e ineficiente para aplicar con éxito algunas definiciones, a lo cual se suma un Estado débil y un sector privado que fue incapaz de liderar”.

Concluyó diciendo que una política industrial exitosa requiere fuerte coordinación entre los sectores público y privado, una apuesta a la industria manufacturera apoyada con financiamiento, fortaleza institucional y compromiso del liderazgo político en sus más altos niveles.

Noticias de Interés

Actores clave del sistema plantean los principales retos para su transformación Santo Domingo. – Julio Virgilio Brache, presidente de la Asociación de Industrias de…
Santo Domingo. El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) descendió en mayo del presente…
Santo Domingo. – La Directiva Nacional de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) sostuvo una reunión con el ministro de la…
Santo Domingo. El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD ascendió en abril del presente…
X