Industriales, proactivos en los temas ambientales

La AIRD apuesta al equilibrio entre generación de riqueza y cuidado del medio ambiente

Los industriales dominicanos han manifestado, en diversas ocasiones, la convicción de que el desarrollo sostenible de una nación se fundamenta en una mirada que equilibra metas de corto plazo, con metas de mediano y largo plazo. En este sentido, el desarrollo sostenible de una nación se fundamenta en una relación amigable con el medio ambiente que simultáneamente sea capaz de generar riquezas para mejorar la calidad de vida de las personas.

Las empresas manufactureras locales están empeñadas en mejorar cada día los estándares ambientales de sus operaciones. Han manifestado la voluntad de fomentar de modo permanente el necesario equilibrio entre cuidado del medio ambiente y actividades productivas. Un ejemplo de esto son algunas de las resoluciones del  Segundo Congreso de la Industria Dominicana (2012) en el que fueron planteados un conjunto de elementos a tomar en cuenta en torno a este tema, entre ellos:

Impulsar la aprobación de una legislación sobre residuos sólidos que defina políticas a seguir y que dé prioridad a la reducción en su origen, la reutilización, el reciclado y la valorización.

  • Eficientizar el sistema de suministro de aguas y saneamiento, garantizando la participación e inversión del sector privado y crear un ente regulador que permita un sistema que ofrezca mayor confiabilidad y calidad en el servicio.
  • Desarrollar iniciativas hacia una producción más sostenible, mejorando procesos y productos de modo que se logre impacto positivo en el ambiente y que se avance hacia la diferenciación y la competitividad.

En este marco, un conjunto de temas han sido objeto de trabajo por parte de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), colocando el diálogo con las autoridades y otros sectores como clave para avanzar hacia la confluencia de intereses que algunos pretenden presentar como opuestos, cuando en realidad son complementarios.

Uno de esos temas es la preocupación por los Informes de Cumplimiento Ambiental, lo cual constituyen una herramienta útil de verificación y supervisión por parte del Ministerio de Medio Ambiente, pero que se tornan, en muchos casos, como algo imposible tanto para algunas industrias como para el propio Ministerio.

En el 2014 se alcanzó un acuerdo en que se establecía que se iría ampliando el plazo en que han de ser requeridos dichos informes, tomando en cuenta el  cumplimiento de las empresas. Esto no se ha cumplido. 

¿Por qué es importante? Porque es, en primer lugar, una forma de reconocer a quienes se empeñan en respetar los parámetros establecidos –e incluso en muchos casos yendo más lejos-. Es, en segundo lugar, una forma de reducir los gastos tanto para las empresas como para el propio Ministerio. Se trata de fomentar una racionalidad que conduzca a mayor eficiencia, tanto en términos de la inversión –papel de las empresas- como de la regulación –papel del Ministerio de Medio Ambiente-.

La producción sostenible requiere, además de una permisología adecuada a los fines regulatorios y a las empresas, un conjunto de iniciativas vía leyes que posibiliten organizar la relación medio ambiente-empresas. En el Congreso Nacional se encuentran algunas de estas iniciativas, entre las cuales cabe mencionar: Proyecto de Ley de Aguas, Proyecto de Ley de Manejo de Residuos Sólidos y Proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial.

Otra muestra de la preocupación por una mejora continua de los estándares ambientales en las industria lo constituye la participación  de las industrias en los Premios Producción Más Limpia, los cuales llegan este año a su cuarta versión y en los que se reconocen a empresas que implementan en sus procesos acciones para eliminar, minimizar o en última instancia, valorizar los residuos generados, y al mismo tiempo logren ahorros económicos, haciéndose más competitivos.

La AIRD propuso –en un desayuno temático sostenido a principios de mes con el Ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito-, la conformación de una mesa de diálogo en que se encuentren presentes diversos sectores del empresariado y el Ministerio, de modo que sea un espacio en que puedan ser abordadas estas y otras iniciativas legislativas, se visualicen las implicaciones de normativas y reglamentos ambientales que afectan las actividades productivas y, además, puedan establecerse planes de cooperación entre el sector público y privado en este terreno, entre otros aspectos.

La AIRD ha estado trabajando también en los temas del cambio climático, eficiencia energética, reciclaje, valoración de los residuos sólidos como fuente de nuevas materias primas y, por lo tanto, fuentes de riqueza, etc., con lo cual el mensaje es claro: el sector industrial es proactivo en los temas ambientales. 

Colaboración AIRD-El Dinero

Marzo 2017

Noticias de Interés

Santo Domingo. El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD ascendió en abril del presente…
Santo Domingo. El Índice de Confianza Industrial (ICI) mostró un ligero aumento, al pasar de 54.3 en el tercer trimestre de 2023 (julio-septiembre) a…
Santo Domingo. – El costo de materias primas, la competencia desleal y la carga tributaria se evidenciaron como los tres factores que más afectaron…
Santo Domingo. La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y la Escuela de Alta Dirección Barna, firmaron un acuerdo de cooperación interinstitucional…
X